×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
09 Abril 2020 04:09:00
Nuestra historia de horror
Nunca antes, tantos, habíamos compartido, en tiempo real y sufrida en carne propia, una verdadera historia de horror.

Nuestros días, y desde hace semanas, están marcados por la incertidumbre, el temor, y la expectativa más realista es que el estado permanente de zozobra –al ver como se trastocan todos nuestros parámetros de vida– se prolongará al menos seis semanas.

Sí, seis semanas más, obligados al distanciamiento, a la sana distancia, con todo cerrado, sin espacios de convivencia social, ni margen para ella porque está en juego nuestra propia salud.

Seis semanas más, si bien nos va, de incorporar nuevas y más severas medidas restrictivas, de ver cómo se pierden miles de empleos, de cómo cientos de empresas quiebran, de cómo se saturan los hospitales, de temer a cada minuto el ser contagiado de un virus que explora más altos niveles de propagación y letalidad.

No, nunca antes habíamos experimentado algo similar, que el temor y la incertidumbre nos marcara en cada paso y que hasta las más simples y cotidianas tareas se vuelvan un verdadero reto.

Pero no hay de otra: habrá que sobrevivir, al entorno, a la amenaza sanitaria y económica y a lo que será probablemente nuestro peor enemigo, nuestro propio estado anímico.

Sí, somos personajes involuntarios de una película de horror en la que nuestra única misión es sobrevivir pese a que el guionista parece empeñado en complicar a cada minuto la trama.

En fin, pues lo único que nos queda es explorar con nuestras acciones, en cómo afrontamos el día a día, si somos personajes de relleno o merecemos llegar hasta el final, cualquiera que este sea.

07 Abril 2020 04:09:00
Estupidez, el gran aliado del Covid-19
Pues la Guardia Nacional se da a la tarea de pedir a la población permanecer en casa y en Coahuila ya es obligatorio el uso de cubrebocas.

Pero, ¿es necesario que policías y militares nos recuerden la importancia de no salir de casa, salvo que sea indispensable?

Sí, es necesario, ya que por la evidencia el Covid-19 tiene un aliado formidable: la estupidez.

Seguramente usted conoce a alguno: son muchos, pululan por todos lados: se les puede ver en el supermercado, en la calle, en las filas para entrar al banco. Son a los que les vale la contingencia. Son los que olímpicamente ignoran la sana distancia. Son los que caminan despreocupados, incluso en grupos, sin las mínimas medidas de autoprotección.

Son los que dicen que no pasa nada; son los que incluso cuestionan la potencialmente devastadora propagación del coronavirus. Son los que minimizan los datos, la cifra de contagiados, de muertos, los que dicen que hay que aprovechar antes que se ponga la situación más difícil… y sí se pondrá más difícil gracias a ellos.

Son los que creen que están de vacaciones y que viva la fiesta… y con su actitud nos ponen en peligro a todos. Son los que con su irresponsabilidad lanzan una mentada de madre a los médicos y enfermeras que hoy se juegan la vida, especialmente en las clínicas del Sector Salud.

Caray. En circunstancias como la presente, quéganas de que la estupidez estuviera tipificada como delito grave, porque hoy ignorar las medidas de distanciamiento social resulta simple y sencillamente un crimen social.

03 Abril 2020 04:08:00
Diputados, den la cara…
Los invito a un ejercicio de contrastes.

Por un lado tenemos dos ejemplos de lo que significa para miles el quedarse en casa: Don Rogelio, un hombre viejo, curtido por los golpes de la vida, hurga en los contenedores de la Zona Centro en busca de cartón. De eso vive. No puede quedarse en casa. Si lo hace no come. Así de simple.

Dice que gana aproximadamente 40 pesos al día, ¡40 pesos!, lo que le ayuda –a él y su familia– a sobrevivir a base de tortillas y chile.

Otro caso, el de René, que vive en la colonia Santa Cristina. Aguantó poco con eso de la paralización de actividades y distanciamiento social. No tiene ingresos y ya tuvo que vender su refrigerador; en su alacena, hoy, solo hay un kilo de frijol. No sabe cómo habrá de sobrevivir mañana, pasado.

Por el otro lado tenemos a los 25 diputados locales que reciben mensualmente, entre dieta y apoyos legislativos, 90 mil pesos en números cerrados.

Todos y cada uno de nuestros legisladores afirman, cada vez que pueden, que los mueve su compromiso de servicio, su vocación a defender las causas más sentidas de la población.

Bueno, ¿qué les parece si del discurso pasan a los hechos? Que les parece si destinan, cada uno y en la forma que mejor les acomode, esos 90 mil pesos, un mes de ingresos, para ayudar pero ya a los Rogelios y Renés que están sumidos en la incertidumbre, en el miedo.

Diputados, queda en sus manos y en lo que realmente entiendan por eso de vocación de servicio y compromiso social.

Total, sin esos 90 mil pesos, pues mucho no habrán de sufrir, ¿verdad?

02 Abril 2020 04:08:00
Monclova, lo peor que puede pasar
No hay que caer en pánico, pero sí hay que saber exactamente dónde estamos parados, como sociedad, como mexicanos, en esto de enfrentar la emergencia por coronavirus.

El Gobierno federal sostiene que se preparó, desde hace meses, para enfrentar la propagación del virus, pero los hechos nos dicen otra cosa y Monclova es el ejemplo más dramático.

Hace casi dos semanas, un trailero infectado llega a la Clínica de Zona. Es atendido en urgencias. Tiene contacto con al menos una docena de médicos y enfermeras que resultan todos infectados. A los días muere, y posteriormente también uno de los doctores que lo atendió; otro se encuentra en terapia intensiva.

Pero hoy se habla que una treintena de esta misma Clínica de Zona estaría contagiado de Covid-19.

Hablamos de médicos del IMSS, muchos de los cuales tienen consulta privada. Se trata de profesionales de la salud que tienen contacto cercano con docenas de personas al día y a los que apenas se les someterá a la prueba para saber si tienen o no el virus.

Sí, así de preparados estamos hoy para enfrentar la emergencia. Por esto es precisamente que médicos y enfermeras claman por apoyo. No hay que decir que estamos preparados. Hay que dotar al personal que se encuentra en la trinchera de todo lo que necesitan.

Esto no se combate con discursos ni buenas intenciones. Se combate con prevención y con acciones puntuales, ya que de lo contrario el ejemplo de Monclova se expandirá como el virus mismo.

Y es justo en este escenario de riesgo donde hoy estamos parados.




31 Marzo 2020 04:09:00
Estamos realmente en peligro
Definitivamente, que difícil resulta no estar sumido en la incertidumbre, incluso en el miedo.

Las autoridades se preocupan por no generar pánico entre la población, pero las medidas que toman no anticipan nada bueno.

La Secretaría de la Defensa Nacional intenta reclutar masivamente médicos y enfermeras para hacer frente a lo que viene. La SEP desmiente que se cancele el presente ciclo escolar, pero lo cierto es que las “vacaciones obligatorias” se prolongarán hasta mayo, al menos.

Y la Secretaría de Salud federal llama a la población a quedarse en casa un mes. Estamos, dice en tono dramático el subsecretario López-Gatell, ante la última oportunidad para evitar que la situación se salga de control, ya que enfrentamos como país un periodo acelerado de casos de coronavirus.

El funcionario dice: “Es nuestra última oportunidad; es impostergable que de manera masiva, nos restrinjamos y nos quedemos en casa”. Además, no descarta el uso de la fuerza para imponer la cuarentena. 

Y para acabarla, dice que México tendrá una epidemia larga, que podría extenderse hasta septiembre, con las presiones económicas y sociales que ello implicaría. Así de grave es el panorama que enfrentamos.

Caray, qué difícil es no estar sumido en la incertidumbre, cuando estamos realmente en peligro, sanitario y económico.

Aún así, hoy lo único que podemos hacer como ciudadanos, con todo lo que ello implica, y en la medida de lo posible, es quedarnos en casa. Por su bien, por el de todos.
25 Marzo 2020 04:09:00
La triple contingencia
Pues oficialmente estamos en la fase 2 de la contingencia por el coronavirus. Esto significa que ya se registran casos en el país de transmisión comunitaria, de contagio horizontal. Y tarde o temprano, entraremos en la fase 3, que es la dispersión generalizada. Así ha pasado en todos lados.

Pero en forma paralela y simultánea se registran otras dos contingencias, la económica y la social. Entramos pues en una suerte de tormenta perfecta.

En el terreno económico el aparato productivo en su conjunto, tanto industria como comercio y servicios, se encamina a pasos agigantados a sus límites de viabilidad; el empleo y los salarios estarán severamente comprometidos y la economía familiar en un riesgo de tal magnitud como no se había presentado en muchas décadas.

En el terreno social las medidas de distanciamiento y la reiterada recomendación de no salir de casa salvo que sea estrictamente necesario, ponen a prueba nuestra capacidad de adaptación. Nos obligan a la socialización cerrada y familiar. 

Ya los expertos advierten de problemas de ansiedad y depresión, así como un eventual disparo en los casos de violencia al interior de los hogares.

Esta triple contingencia nos pone a prueba a todos, y sacará lo mejor o peor de cada uno de nosotros.

Así que prepárese, como Dios le dé a entender, para enfrentar las crecientes presiones de salud, económicas y sociales, y ojalá que esto saque lo mejor, y no lo peor de usted.
24 Marzo 2020 04:09:00
Y cada quien por su lado…
El Covid-19 se sigue expandiendo por el país. Si bien la mayoría de los casos son de los llamados importados, lo cierto es que es urgente que se homologuen criterios para evitar su propagación horizontal.

Y aquí surgen dudas. Cada Estado toma las medidas que cree pertinentes mientras que el Gobierno federal sigue anclado en el carril de baja velocidad.

Resulta por decir lo menos inquietante que, en estados como Jalisco, el Gobernador llame a la ciudadanía a un aislamiento voluntario, bajo el criterio de que más valen días o semanas de sacrificio, que enfrentar meses de contingencia sanitaria.

Pide también cancelar los vuelos procedentes de países o regiones donde el virus se encuentra fuera de todo control.

Pero en cambio, el Presidente plantea como tema discutir si hay que saludarnos tocándonos el corazón, o si es mejor hacerlo con los codos.

¿Qué parte de que con el coronavirus no se juega no se ha entendido aún?

¿Qué parte de que el distanciamiento social es la receta más adecuada para evitar escenarios como los de Italia, España o incluso Estados Unidos no terminados de asimilar?

En fin, a los ciudadanos nos toca seguir cuidándonos, aplicar todas las medidas recomendadas de higiene y evitar al máximo posible salir de casa, ya que por lo visto, de las autoridades, de los más altos niveles, solo podemos esperar mensajes encontrados y ambigüedades.

No cabe duda, hasta en una contingencia de la seriedad y gravedad como la que enfrentamos, México es un país surrealista.

20 Marzo 2020 04:09:00
La pasividad presidencial
En la antigua Roma, cuando un general desfilaba victorioso por las calles, un siervo caminaba a su lado y le decía repetidamente “recuerda que eres mortal”, para que no olvidara que el poder es efímero; era un llamado para contener la desmesura que provoca el éxito y que posteriormente suele desembocar en abusos de poder.

En México cómo nos ha hecho falta ese personaje o institución que les recuerde a los presidentes en turno que son mortales -aunque se crean la medida de todas las cosas-, que el poder acaba y que simplemente no pueden, no deberían hacer lo que quieran cuando les venga en gana.

Todo esto a colación de un suceso extraordinario el pasado martes 10 en la Cámara de Diputados. Porfirio Muñoz Ledo les gritó lambiscones a sus compañeros de la 4T que se someten en automático a todo lo que disponga Andrés Manuel. Eso, lo llamó Porfirio, es la dictadura del silencio.

Y tiene razón, nadie le dice NO al Presidente, nadie le advierte que si bien muy honesto y bien intencionado, es humano y puede cometer errores. No, nadie, ni en su Gabinete ni en ningún lado se atreve a cuestionar las decisiones de Andrés Manuel.

Asunto grave. Bien apunta el tapatío Diego Petersen: alguien le debería decir al Presidente que lo que está en juego no es su popularidad sino el presente y futuro del país y que si bien eso de administrar la esperanza de un pueblo que lo sigue y quiere es parte del arte de gobernar, también lo es el enfrentar los golpes de la realidad y entender que ésta no cambia solo porque es su voluntad. 

Si, cómo nos hace falta alguien que le diga que no todo es como lo imagina y que tiene la altísima responsabilidad de velar por la seguridad de todos los ciudadanos… y le haga entender que ya es francamente preocupante la pasividad con que reacciona ante la pandemia del coronavirus.


17 Marzo 2020 04:09:00
Las semanas que viviremos en peligro
Es cierto, ante el coronavirus lo último que podemos, que debemos hacer, es caer en pánico. No podemos establecer como lógica de vida el temor, pero lo que sí hay que tener muy en claro es que a esta pandemia hay que respetarla, y mucho.

Nos encaminamos a pasos agigantados hacia la fase 2 de contingencia sanitaria. Vienen medidas aún más drásticas para evitar la propagación del Covid-19. Viene la sana distancia como regla básica de convivencia social.

Hay que entenderlo, no es gratuito que se hayan suspendido prácticamente todos los torneos deportivos, todos los eventos culturales y artísticos y que a partir del viernes se suspendan las clases en todo el país. Incluso hay estados que decidieron adelantar la fecha y ya no hay clases.

No son vacaciones: Se trata de evitar las concentraciones, de reducir al mínimo indispensable la interación social; se trata de extremar los cuidados.

Y hay algo que se debe tener muy en cuenta. Si usted está enfermo de las vías respiratorias, no importa si es una simple gripa o influenza estacional, debe extremar los cuidados personales y asumir la gran responsabilidad de evitar por todos los medios contagiar a alguien más.

En esta etapa, y ante los signos que nos advierten que todos viviremos en riesgo las próximas semanas, resultaría francamente irresponsable y antisocial el estornudar o toser sin cubrir su boca con el brazo.

Se trata no solo de educación, se trata de entender que todos debemos estar lo más fuertes y sanos posibles para enfrentar lo que viene. Simple, con este virus no se juega.
05 Marzo 2020 04:08:00
La arrogancia de Bartlett
Qué complicadas de entender las posturas que asumen los brazos operativos de la 4T; que complicado de entender la arrogancia con la que el director de la CFE, Manuel Bartlett, juega con el presente y futuro de miles de familias.

Qué difícil de aceptar que ante graves problemas económicos y sociales, la CFE responda como si se tratara de una empresa privada, y olvide lo que realmente es, una empresa de Estado que debe ponderar los contextos antes de tomar decisiones que golpean a regiones enteras.

La Carbonífera debe cambiar su vocación económica. Eso es un hecho, pero no puede hacerlo de la noche a la mañana. Se necesita tiempo, mucho tiempo y se necesita de inversión.

Pero el tema es que hoy, la región necesita con urgencia que la CFE reactive las compras de carbón. La población que de ello depende se encuentra en situación límite, ya no aguanta más.

Y ante esto, Manuel Bartlett responde que las bodegas están llenas y las carboeléctricas están paradas. Que no puede reactivar las compras. Entonces?

Qué es eso de ofrecer un mejoralito ante una enfermedad terminal. Qué es eso de que se habrá de revisar la posibilidad de un contrato emergente, que de concretarse, aterrizaría en mes y medio. Bueno, pues la Carbonífera no tiene mes y medio para recibir solo un paliativo.

Sí, de plano, qué difícil resulta entender las formas, los modos de los operadores de la 4T. Y no hay que olvidar que en este asunto el presente y futuro cercano de miles de familias es lo que está en riesgo.






08 Octubre 2019 04:09:00
Depredadores
El caso de los abusos sexuales cometidos contra al menos dos niños en el kínder Guadalupe Borja sacudió, literalmente, a la sociedad saltillense, por la naturaleza misma del delito, por la edad de las víctimas y por el hecho de que los agresores, los depredadores, resultaron finalmente adultos a los que se confió la responsabilidad de cuidar a menores.

El caso ejemplifica, además, la cuestionable visión de las autoridades respecto a agravios que, si bien no se consideran de alto impacto, como los cometidos por la delincuencia organizada, de hecho lo son por trastocar fibras tan sensibles como la salud física y emocional de niños.

La cuestión es que la Fiscalía decidió mantener hermetismo y ambigüedad, lo que abrió las puertas a la especulación y las versiones extraoficiales, indignas de una autoridad que debe asumir su responsabilidad de informar a la ciudadanía de manera puntual y específica, en un caso que se ventiló profusamente en los medios de comunicación.

Y el colmo: la Fiscalía llegó a afirmar que las víctimas ya estaban canalizadas y eran atendidas, cuando los propios padres desmintieron, tres días después de haber interpuesto la denuncia, que alguna autoridad les hubiera hecho caso.
De ese punto siguieron seis días más de un manejo torpe, desaseado, con las familias de las víctimas como rehenes de una administración de datos de la que ni siquiera fueron informados.

El caso es un drama, por cualquier arista que se quiera abordar. Es hasta ridículo agregar la ambigüedad de autoridades y mucho más grave el que pretendieran vender la especie de una pronta y eficaz respuesta, cuando en realidad tardaron, y varios días, en armar una estrategia para enfrentar el reclamo de los agraviados. Ojalá que las autoridades aprendan algo de este caso.
04 Octubre 2019 04:09:00
Privilegios
Hay cosas que hay que saber, aunque lastimen, que se deben incorporar a nuestro repertorio de referencias sobre el pasado cercano, aunque no podamos hacer nada al respecto.

Una de esas cosas es los miles de millones de pesos que “perdonó” Hacienda en las administraciones de Calderón y Peña Nieto a centenares de políticos, empresarios, artistas y deportistas, a los que de forma totalmente discrecional e injusta condonó impuestos simplemente porque podían hacerlo, como favores, como “ayudas” a amigos e incondicionales, por intereses políticos y coyunturales que nada tienen que ver con el principio de universalidad de las leyes que nos rigen.

Los datos duros refieren que de 2007 a 2015 el SAT otorgó perdones fiscales por 274 mil millones a –para no caer en la tentación de mencionar a centenares de personajes– la casta privilegiada, a la élite, a los que ciertamente no necesitaban el perdón, salvo tal vez, para hacerlos sentir parte del bandidaje que metía la mano en ese botín que era el erario.

Y ya, el propio Andrés Manuel dice que, y cito: “eran condiciones toleradas, legales, estaban establecidas en la ley”. Claro, lo dijo para exculpar a una de las beneficiadas, a la actual presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, que obtuvo una condonación en la gestión de Peña Nieto, por 16.4 millones de pesos, en 2013.

Pero en el lance, pues exculpa a todos y entonces solo queda procesar este coraje al conocer otro dato de esa montaña de privilegios, corruptelas, desvíos, aplicación discrecional de la ley e impunidad que describen al “antiguo régimen”… y ya.

Todos sabemos que no vivimos en Dinamarca, que es el país que está en el top de los países menos corruptos, pero caray, parece que en el pasado cercano, los que nos gobernaban estaban decididos a destronar a Somalia como el régimen más corrupto del planeta.
01 Octubre 2019 04:09:00
Monstruo voraz
Después de un largo y desaseado proceso, en medio de acusaciones de “dados cargados” e incluso una impugnación, por fin hay humo blanco en la Comisión de Selección del Consejo de Participación Ciudadana, y será Miguel Francisco Crespo Alvarado, el nuevo integrante del órgano colegiado del Sistema Estatal Anticorrupción.

Bien, Crespo Alvarado, trae bajo el brazo un impresionante currículum: es un docente con doctorado y tres maestrías y, por si no fuera suficiente, el lagunero por adopción, es miembro fundador del Centro de Investigaciones México Avanza.

Todo cambio significa una oportunidad. Desde este espacio queda esperar que Crespo Alvarado se aplique, que desquite esos cerca de 90 mil pesos mensuales que recibirá, libres de polvo y paja, y que logre lo que ningún otro a lo largo de estos años de “operación” de este gigantesco elefante blanco, este monumento a la simulación que es el Sistema Estatal, y que, efectivamente combata en los hechos ese flagelo que es la corrupción.

Queda desear que permanezca entero, firme y no caiga en la tentación de rendir culto a la indolencia, que no sea devorado por ese monstruo de apetito insaciable que es la simulación como eje del quehacer.

Queda esperar que con sangre fresca, no tan contaminada por los actuales usos, logre abatir el rezago: esos centenares de expedientes que se empolvan en los vericuetos burocráticos de un sistema que simplemente, hoy por hoy, no funciona.

Queda otorgar el beneficio de la duda. A ver cómo responde en los hechos este académico de currículum impresionante y si logra marcar la diferencia o termina como uno más del andamiaje de la ineficiencia.
30 Septiembre 2019 04:08:00
El ungido
Hay cosas que escapan a la razón y que solo se pueden explicar, o al menos intentar explicar, a través de la emoción. Hoy sin duda una de esas cosas es el fenómeno de devoción popular que rodea a Andrés Manuel López Obrador.

El viernes pasado, a su llegada al aeropuerto de Torreón, hubo incluso quien gritó: “¡Bienvenido el mesías de México!”. Mesías significa ungido, el Salvador y tiene fuertes connotaciones religiosas.

Y hay que aceptarlo, millones de mexicanos ven en el Presidente al salvador de la patria. Un fenómeno que tal vez se vivió (toda proporción guardada) en torno a Lázaro Cárdenas, en la época de la nacionalización de la industria petrolera y que le valió quedar en la impronta de los mexicanos como “El Tata Lázaro”.

Hoy, Andrés Manuel carga bajo sus hombros -pero por lo visto, con mucha comodidad-, la esperanza, los anhelos y la devoción de millones de ciudadanos.

No importa que llame a la reconciliación, pero que cotidianamente polarice a la sociedad entre los que son sus incondicionales y el resto, que invariablemente reduce a neoliberales, conservadores y corruptos.

No importa que pida ver hacia el futuro, pero que cotidianamente haga escarnio del pasado cercano. No importa que temas fundamentales en la vida del país, como la economía, y especialmente la seguridad, digan en todas sus estadísticas que vamos mal.

Nada de eso importa. Andrés Manuel es por lo visto un ser mágico que goza de lo que ningún otro mandatario, la devoción del pueblo. Y quién sabe si a la postre esto resulte algo positivo para el futuro del país.
15 Septiembre 2019 04:09:00
Pollos
Cambiarán las siglas, los nombres de los que nos gobiernan, pero hay algo que se mantiene exactamente igual: la visión asistencialista de los programas sociales. Dar pescados en lugar de enseñar a pescar y esto con finalidades estrictamente electorales.

Que los pocos pesos, que el cemento, que las láminas y las despensas gracias al PRI, al PAN, a Morena, al mandatario en turno, y siempre, con mayor intensidad, cuando se aproxima la cita con las urnas.

A propósito de esto, hay una anécdota del dictador soviético Joseph Stalin que quiero compartir: en cierta ocasión, en una reunión con sus más allegados, el también genocida ordenó que le llevaran una gallina.

La agarró fuerte con una mano y con la otra empezó a desplumarla. Stalin le quitó una buena parte de las plumas y la lanzó al suelo.

Les dijo a sus camaradas: “ahora observen lo que va suceder”. Tomó un puñado de trigo y empezó a caminar alrededor de la mesa, arrojando unos granos a cada paso.

La gallina, sangrando, empezó a seguir a Stalin, engullendo los granos de trigo. Stalin mira a sus camaradas y les dice: “así de fácil se gobierna a los tontos. Ven cómo me persigue la gallina a pesar del dolor que le causé. Así son la mayoría de los pueblos, siguen a sus gobernantes y políticos a pesar del dolor que les causan, por el simple hecho de recibir un regalo barato o algo de comida para un par de días”.

Bueno, así pensaba el dictador soviético. Sin dedicatoria… pero como que invita un poco a la reflexión… ¿O no?
12 Septiembre 2019 04:09:00
La CNTE
Resulta que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE, que afortunadamente no tiene ningún peso en Coahuila, presentó su proyecto de educación alternativa al presidente López Obrador.

Estos maestros piden, entre otras cosas, que se incluyan clases de lucha social, desobediencia y resistencia en el plan de estudios de las escuelas públicas.

Quieren que sea obligatorio el adoctrinamiento en las aulas para los niños y jóvenes con el mayor rezago en cuanto a aprovechamiento académico en el país y precisamente en las zonas más castigadas por la pobreza.

Este proyecto alternativo pondera el carácter revolucionario, democrático, clasista y nacionalista de la educación. Cualquier cosa que esto signifique.

En fin: las comparaciones resultan odiosas, pero solo como un ejemplo, en Corea del Sur, las materias que se imparten en el sistema público van encaminadas a fomentar la disciplina, la puntualidad, la higiene y la capacidad para resolver problemas. Tal vez por eso los coreanos hacen lo que hacen y en Oaxaca, Chiapas y Michoacán, estados donde la influencia de la CNTE se deja sentir con fuerza, están como están.

Los sindicatos magisteriales, el SNTE y la CNTE, han contribuido, algunos más, otros un poco menos, a que la enseñanza pública en nuestro país se encuentre justo donde está, francamente en niveles deplorables. Ojalá que Andrés Manuel les marque un alto a los de la Coordinadora y que este proyecto alternativo quede solo en una ocurrencia de los que demuestran en los hechos que no tienen ni un ápice de visión de futuro.
09 Septiembre 2019 04:09:00
AMLOVE
De suyo siempre es medio complicado entender qué quiso decir exactamente el Presidente. Hasta miembros de su Gabinete han reconocido que no siempre queda muy claro por dónde va la cosa, pero hay discursos que ponen a prueba hasta al más fiel e incondicional de la 4T, como el de Tamaulipas, el sábado pasado.

En Tula, AMLO hizo un peculiar llamado a los narcos: pidió a los integrantes del crimen organizado que recapaciten. Textualmente dijo: “yo los llamo a que recapaciten, que piensen en ellos, pero sobre todo que piensen en sus familias, que piensen en sus madres, sus mamacitas”.

Y también dijo “vamos a quitarle a los jóvenes a las bandas, vamos a competir con ellos, porque es muy triste que los jóvenes al ser desatendidos se incorporen a las filas de la delincuencia”.

Bien, si usted está anclado en el pensamiento mágico y esta suerte de “la fuerza de la voluntad” región 4, pues podrá respirar tranquilo ya que la delincuencia habrá de recapacitar y terminará el baño de sangre en que está inmerso el país. Si no, pues este llamado será otro más de los mensajes complicados de entender y digerir.

Desde este espacio queda esperar que el Presidente sepa algo que el resto de los mexicanos ignora, y que con este tipo de llamados, efectivamente se ayude a bajar los actuales niveles de violencia e inseguridad, que dicho sea de paso, son aún mayores a los del año pasado, considerado como el más sangriento de la historia reciente del país.

Hasta ahora los hampones no piensan en sus mamacitas a la hora de cometer sus crímenes. A ver si esto cambia con el llamado presidencial. Haga sus apuestas.
03 Septiembre 2019 04:10:00
Reclamos
El alcalde de Saltillo dice que el trato que recibe el Municipio por parte de la Federación es básicamente injusto. Los recortes, ese apretar y apretar en busca de ahorros, ese privilegiar los apoyos y las becas, el asistencialismo, sobre la obra pública… pues sí, Saltillo no recibe lo que recibía, pero el “problema” es general, especialmente en el norte del país.

La cuestión es que los reclamos no le hacen ni cosquillas al Presidente; es más, por los hechos se puede afirmar que en el mejor de los casos los reduce a pataleo de los neoliberales y “fifís” que no han entendido que las cosas cambiaron, y en el peor, podrán caer en el cajón de lo que realmente le molesta, y ya lo demostró, es muy duro con quienes realmente lo molestan.

Si el reclamo es legítimo, y no tengo elementos para dudarlo, tal vez sería tiempo de cambiar de táctica y empezar a organizar un frente, ya sea de municipios, o incluso de estados, para exigir en Hacienda la liberación de recursos.

Anticipo que en lo que resta del año no tendrán ningún éxito, pero al menos dejarían sentado el precedente de autoridades organizadas con reclamos legítimos, y tal vez el próximo año la Fede-ración deje de apretar con tanta fuerza. Total, el país no puede seguir navegando en los linderos del crecimiento cero y eso lo deberá entender tarde o temprano el Presidente. Por el bien del país espero que más temprano que tarde.

Finalmente: Si usted cree que el Presidente hace bien en apretar por aquello de los desvíos y las corruptelas, pues que fortalezca los meca-nismos de supervisión y vigilancia, que proceda judicialmente contra los corruptos, pero a nadie conviene que el país se paralice por desconfianzas.
30 Agosto 2019 04:05:00
La postverdad
Los expertos en comunicación advierten con creciente preocupación, y desde hace meses, que estamos sumergidos en la era de la postverdad, la de las “fake news”, noticias falsas, fabricadas o manipuladas.

La postverdad gana terreno gracias a que la inmensa mayoría de la población demuestra, en los hechos, desprecio por la evidencia, los hechos y los elementos objetivos del contexto.

A la inmensa mayoría no le importa si lo que le dicen es verdad, y aún más, repite lo que escucha, aunque atente contra el sentido común.

Todo esto viene a colación por el análisis que realizó hace un par de semanas el diario estadunidense The Wall Street Journal sobre las “mañaneras” de AMLO.

Resulta que detectaron que Andrés Manuel miente, o recurre a esto de la postverdad, al menos seis veces cada día.

En lo personal el tema de fondo no es que el Presidente manipule la realidad gracias al “Instituto Nacional de Yo Tengo Otros Datos”, del que es único usuario; lo más grave es que parece que a nadie le importa. AMLO sigue en un pedestal y bueno, que así sea por la muy democrática decisión de la mayoría.

Antes de que los inquisidores del GansoOficio preparen la metralla de las descalificaciones, vamos a un ejemplo de lo más simple: el Presidente dice, una y otra vez, que ya no hay avión presidencial, ese que no tenía ni Obama. Pues no es verdad, es postverdad: el Gobierno de la República tiene hoy un avión presidencial que envidiaría hasta un jeque árabe.

La cuestión es que no se usa, pero tampoco se ha vendido; desde hace meses se empolva en un hangar de Estados Unidos. Son cosas distintas, ¿o no?
28 Agosto 2019 04:05:00
Bestias sueltas
Qué no pasa. Parece que como sociedad somos una suerte de olla de presión, que de cuando en cuando libera gases y estos son realmente fétidos porque exhiben el horror que existe en los rincones más oscuros.

Apenas se empieza a digerir la monstruosidad que hizo Francisco, al asesinar y desmembrar a la que fue su pareja, Gabriela, cuando nos enteramos que otro feminicida, Pepe Chuy, está libre tras solo dos años en prisión porque la familia de su víctima le otorgó el perdón, pese a que el Artículo 98 del Código Penal del Estado dice que esto es ilegal.

También conocemos la experiencia de Pilar, la estudiante que literalmente luchó por su vida y gracias a un bote de gas pimienta se libró de un tipo que pretendió agredirla en plena calle el domingo pasado.

En fin, nuestras calles están salpicadas de historias, de experiencias dignas de una película de horror.

Existe una corriente de pensamiento que pondera que los seres humanos somos también dioses y bestias.

Somos un poco dioses cuando en nuestro comportamiento cotidiano demostramos respeto, generosidad, compasión, dignidad e integridad; cuando somos realmente buenos seres humanos.

Somos un poco, o un mucho bestias, cuando en nuestro comportamiento cotidiano demostramos autoritarismo, crueldad, intolerancia, apatía, corrupción; cuando demostramos desprecio por la vida, cuando sacamos a pasear al monstruo que potencialmente llevamos dentro.

Bueno, pues parece que están ganando las bestias y así vamos directito a convertir nuestras calles en un verdadero infierno. Entre dioses y bestias, la mayoría parece que ya decidió.

14 Agosto 2019 03:51:00
Enrique
Que la 4T resultó más ruda de lo que se supondría. No es cosa menor, al contrario, es un hecho histórico que Rosario Robles haya sido ingresada al reclusorio femenil de Santa Martha.

Es la primera exsecretaria de Estado que termina tras las rejas. Tampoco es menor que esté en prisión al ser vinculada por un delito que NO amerita la prisión preventiva, pero más allá de sus abogados no creo que nadie reclame el punto.

Esto sería lo incidental. El fondo es aún más interesante y para ubicarlo lo invito a un ejercicio de aritmética simple: sumar.

Uno, la cacería desatada contra el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien ofrece, por medio de su abogado, pruebas que “salpican” a Enrique Peña Nieto en la compra de plantas chatarra.

Dos, la misma Rosario que en su defensa afirma que el expresidente fue enterado de todas las irregularidades detectadas por la Auditoría y que conforman lo que conocemos como Estafa Maestra.

Y tres, la defensa del exgobernador de Veracruz Javier Duarte, quien habría ofrecido a la Fiscalía pruebas de los multimillonarios desvíos en 2012 que terminaron en la campaña del exesposo de “La Gaviota”.

Hay que agregar la afirmación clara y contundente de Andrés Manuel de que de todos los “jugosos negocios” de la pasada Administración estaba enterado Peña Nieto, para obtener como resultado lo que ya resulta obvio: la 4T va por Enrique.

Así que no se diga sorprendido si en semanas o meses presenciamos otro hecho histórico, el primer expresidente sometido a proceso por corrupción, de esa que la hubo hasta la exageración en el sexenio “del nuevo PRI”.
13 Agosto 2019 04:12:00
PRI
Hablemos un poco del PRI, ese partido creado por los que se adueñaron del legado revolucionario y que tenía como único propósito el perpetuar a una camarilla en el poder. La Dictadura Perfecta, como bien caracterizó Mario Vargas Llosa a ese ente medio siniestro y que hoy está reducido a escombros, afortunadamente dirán algunos, entre los que me incluyo.

Pues resulta que en esa simulación que costó 8 millones de pesos y que llamaron elección interna para renovar el Comité Ejecutivo Nacional, arrasó Alejandro Moreno, Alito, el exgobernador de Campeche, un priista de cepa, de los que saben para qué es el poder, según los criterios del priismo: cuando era gobernador, en sólo dos años, construyó una residencia de más de 46 millones de pesos y el detalle es que en esos dos años declaró ingresos por solo 5 millones de pesos.

Luego, sin aportar ninguna prueba, se intentó defender de la exhibida alegando que ese palacete fue una donación. Sí, claro. En fin, es de los priistas de cepa, de los que traen esa impronta de lo que entienden los tricolores por “servicio público”.

La cuestión es que el triunfo de Alito nada tiene que ver con el tan traído y llevado discurso democratizador, ni con la necesidad de reconstruir el otrora partidazo desde sus cimientos para eventualmente ofrecer al electorado una alternativa viable.

Nada de eso, será el rostro de la dirigencia formal porque es lo que conviene a los que realmente mueven los hilos de lo que queda del PRI y que apuestan a ser una estructura satélite y acomodaticia a Andrés Manuel, como su única opción de sobrevivencia.

Quieren mantener las siglas para atrincherarse en sus escasos pero muy sólidos reductos, aguantar los golpecitos que lanza la 4T y armar plataformas para dos o tres personajes que sueñan en que algún día regresarán al poder.

Desde este espacio les deseo que no tengan suerte y que finalmente queden reducidos a lo que en justicia les corresponde, una página negra en la historia, donde se pondere su gran pecado de haber reducido el quehacer político a las maniobras palaciegas, las simulaciones y la gestión gubernamental, a esperar turno para poder hincarle el diente al erario.
12 Agosto 2019 04:10:00
AMLO
Andrés Manuel nos visitó el domingo. Tal y como estaba programado recorrió las instalaciones del Hospital Ixtlero, y nada más.

Pese a la manita de gato, el hospital es un botón más de esa gigantesca y podrida estructura de salud pública que tenemos en el país, donde la negligencia y escasez son la marca de la casa, así se limpien ventanales y se barran escalinatas.

Nada que no sepamos, y realmente poco en el discurso de AMLO que no haya dicho una docena de veces. Lo interesante surge en lo periférico al acto oficial.

Al margen de los desaires y las sonrisas fingidas, es notable, pero ocho meses después parece que nadie ha aprendido nada. Seguimos anclados en un maniqueísmo tóxico, una confrontación entre blanco y negro en torno a la figura del Presidente, al que se le odia, o se le rinde culto sin concesión alguna a la infinita gama de grises que existen en medio.

Hay cosas de fondo que me gustan de la 4T y eso me convertiría en un chairo, pero también cuestiono las formas, eso de que “yo tengo otros datos”, las consultas a mano alzada y eso me convertiría en un instrumento
neoliberal.

Pues no, ni lo uno ni lo otro, simplemente soy de esa minoría que quisiera que efectivamente las cosas cambiaran, pero también, tener certidumbre de cómo y cuáles cosas van a cambiar, mucho más allá de la ocurrencia.

Sostengo que creer que abona en algo en esta incierta construcción de un México distinto el atrincherarse en las descalificaciones, las intransigencias, en un escenario que desgraciadamente sigue totalmente polarizado, con tantos problemas económicos y de inseguridad es hoy la quintaesencia de la estupidez.

Lo invito a reflexionar sobre lo siguiente: ningún país avanza donde domina la estridencia de los estúpidos, y en nada ayuda, a nadie, el despreciar los argumentos, los elementos objetivos de contexto. Si, nada en este país es solo blanco o negro y ocho meses después habría que entenderlo.
16 Abril 2019 04:06:00
Que necesidad
Primero, una frase que se atribuye al secretario de propaganda del Partido nazi y luego del Tercer Reich, Joseph Gobbels: “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.”

Esto viene a colación por lo inconveniente, por decir lo menos, que resulta la ligereza con la que el Presidente comparte cifras en sus maratónicas y repetitivas conferencias mañaneras. Resulta que el viernes soltó otra vez, una de “sus verdades”, de esas que no coinciden con la realidad: dijo que la incidencia de homicidios en el país está a la baja. La cuestión es que no es cierto.

Según información oficial del Gobierno federal, específicamente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a noviembre de 2018 el promedio diario de homicidios en el país fue de 91.2 casos (poco más de 2 mil 700 por mes). Pero el promedio en diciembre de 2018, y enero y febrero de 2019, es de 94.7 casos diarios, más de 2 mil 800 por mes.

La reflexión sería que nadie espera que en cinco meses se logre abatir un fenómeno tan enraizado en la sociedad mexicana como lo es la violencia, y que resulta hasta ofensivo que se manipulen cifras en algo tan delicado como lo es la incidencia de homicidios que sufre el país.

Por cierto, el periodista de Univisión, Jorge Ramos, confrontó al Presidente con este tema, pero él, a diferencia de los periodistas que trabajan en medios nacionales, no recibió por respuesta presidencial la tan traída y llevada frase de descalificación de que es prensa fifí, que es un instrumento de los conservadores y esas cosas con las que el Mandatario congela cualquier tema que no es de su agrado.

En fin, la médula del asunto es que la realidad se impone y lo que hoy nos debería preocupar es que el hombre que decide qué es correcto y qué no, sobre lo que sea, diga cosas sin sustento. Cabría recordarle que la realidad no se amolda a la voluntad, ni siquiera a la suya, y que no basta con decir algo, así sea mil veces, para que se convierta en verdad.

Y como posdata: Si usted cree que expresar preocupación por la manipulación de datos del Presidente es operar en contra de la 4T, entonces usted no es un ciudadano, usted es un discípulo incondicional de AMLO, y allá usted y lo que ha decidido creer con fe ciega.
11 Abril 2019 04:06:00
Fátima
La historia de Fátima, esa jovencita de 15 años que fue “rescatada” de la casa de un hombre de 45, con quien frecuentemente convivía, no solo nos debería preocupar, sino significar una verdadera llamada de atención respecto al tipo de sociedad que, por acción u omisión, todos estamos construyendo.

Si fuese un caso aislado se pondrían sobre la mesa conceptos tales como omisión de cuidados por parte de la madre, la precocidad de la aludida, el hecho de que haya dejado los estudios y caído en las drogas, y que a nadie le importara y, por supuesto, la escasa conciencia y menor sentido de responsabilidad y de lo que es correcto, decente y legal del varón protagonista de este evidente caso de abuso sexual.

Y asunto arreglado, otra historia para el anecdotario, para el morbo o las frases infamantes e incendiarias que se comparten entre amigos y a olvidar el asunto en un par de días.

Pero desgraciadamente no es un caso aislado, hay centenares, por no aventurar miles de jóvenes saltillenses que sobreviven en entornos verdaderamente precarios y hostiles, y hay que decirlo, inmersos en procesos de retroalimentación tan pobres que no logran elaborar ninguna expectativa de futuro. Por eso tenemos a tantos jóvenes que consumen drogas, que abandonan los estudios, a tantas niñas-madre, a tantos aspirantes al subempleo y a verdaderas legiones que habrán de alimentar los cinturones de miseria, económica y social, del futuro cercano.

Fátima no es un caso aislado, Fátima nos retrata como sociedad en el perfil más oscuro y desalentador. Y sí, de esto todos tenemos un poco de culpa.
09 Abril 2019 04:06:00
Da vergüenza
Hagamos un ejercicio de aritmética simple: ese obeso elefante blanco que pomposamente llaman Sistema Estatal Anticorrupción le cuesta al estado, por los sueldos y los gastos de operación, poco más de 35 millones de pesos al año.

Tiene “operando” año y medio, o sea que nos a costado a todos, ya que son recursos del erario, poco más de 50 millones. Ahora bien, en este año y medio de simular el combate a la corrupción ha logrado recuperar, según sus propios números, entre 700 y 800 mil pesos.

Como que las cifras no cuadran, ¿verdad? Sigamos con la aritmética simple: de las 407 carpetas de investigación abiertas en este año y medio se han concluido 60 casos; de ellos, dicen, 42 terminaron con una sanción para los funcionarios involucrados.

Pero como un simple detalle hay que agregar que hasta ahora ninguno de ellos ha pisado la cárcel. Ana Yuri Solís Gaona, presidenta del Comité de Participación Ciudadana de este sistema, dice que se trabaja NO para capturar individuos involucrados en actos de corrupción, sino para combatir las redes de complicidades que se tejen para cometer estos actos, en los que están involucrados funcionarios, empresas y ciudadanos que colaboran para cometer delitos.

Vaya pues. Al menos el pretexto de Doña Ana podría tener un poco más de sentido que el del Fiscal Jesús Flores Mier, que insiste en que los pobres resultados se deben a que comprobar los casos de corrupción es muy difícil.

Pues sí, por eso existe toda una estructura que cuesta más de 35 millones al año. Entonces seguimos donde mismo, que tenemos un Sistema Estatal Anticorrupción que da vergüenza.
06 Abril 2019 04:09:00
¿Quién podrá defendernos?
Pues parece que los saltillenses somos una especie de ina-gotable botín para estafadores y extorsionadores. Algo hacemos muy mal, si a cada rato nos enteramos que decenas de ciudadanos fueron estafados por agencias de viajes patito.

Como que no hemos entendido que si algo suena muy bien, y más por teléfono con un perfecto desconocido como interlocutor, suele no ser realidad. Y olvidamos también que antes de hacer cualquier depósito, ya sea porque nos ofrecen un automóvil nuevo en 50 mil pesos, un departamento con vista al mar en Puerto Vallarta por tres módicos pagos de 15 mil pesos o porque gritan que tienen a algún familiar secuestrado y que debemos depositar en un Oxxo lo que tengamos en la cartera, lo primero que debemos hacer es colgar, respirar hondo y verificar.

Pero en eso que somos como pueblo muy vulnerables a los vivales, que siempre encuentran la manera de atacar los puntos débiles de quien contesta el teléfono, pues mínimo deberíamos contar con instancias que nos ayuden a sortear estos penosos asuntos. Y esto vienen a colación por el testimonio de un saltillense que fue estafado telefónicamente con el pretexto de gestionarle un crédito.

La víctima fue a la Fiscalía a interponer una denuncia tras realizar dos depósitos por 9 mil pesos y obtener a cambio insultos y amenazas. Dice que el Ministerio Público le recomendó dejar de contestar el teléfono y desatender las instrucciones que le dieran, “así hasta que se cansen”. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dice que en los primeros dos meses del año se recibieron “cero” denuncias de fraudes en Saltillo.

Claro, con ese tipo de respuestas del Ministerio Público, ni a quién le queden ganas de denunciar. Cuídese, verifique, que en estos casos, como en muchos otros, no hay quién le ayude, ni las autoridades.

05 Abril 2019 04:06:00
Deterioro social
Comparto una reflexión: ya no deberíamos solo preocuparnos sino empezar a ocuparnos, cada quien en la medida de sus posibilidades y el compromiso que sea capaz de asumir respecto a su entorno y con el futuro cercano que empieza a dibujarse.

Ya no le demos vueltas: estamos perdiendo a la ciudad y nos toca a los ciudadanos hacer algo al respecto, ya que las autoridades están inmersas en una burbuja político-electorera, en la mera administración de los problemas y en la insaciable búsqueda de estrellitas qué presumir para sus fines personales y de grupo, aunque lo que presumen no pasa la prueba del ácido, que en este caso es la realidad.

Habría que revisar con ojo crítico el entorno. Sí, ya no tenemos tantos crímenes de alto impacto como hace algunos años, pero los robos, asaltos, homicidios y agresiones sexuales siguen ahí, salpicando el paisaje urbano.

Debemos sumar un entorno socioeconómico, cultural y hasta de expectativas de vida muy hostil, y por su expresión extrema recordaría que ya son 25 suicidios en la región en lo que va del año.

A esto debemos sumar, y solo como ejemplo, que la Zona Centro, especialmente las inmediaciones de la Alameda, son verdadera tierra de nadie cuando cae la noche, con el añadido de que estudiantes de al menos tres secundarias han decidido convertirla en su propio club de la pelea, un día sí y otro también.

¿Y qué me dice de las calles por las noches, con tanto ebrio al volante?...

¿Sabía usted que en 10 colonias en los sectores poniente y sur de la ciudad centenares de mujeres y niños viven cotidianamente un infierno. Sí, 10 colonias concentran las denuncias por violencia

intrafamiliar.

Y para cerrar el círculo, le preguntaría ¿ha platicado últimamente con algún grupo de jóvenes?, ¿cómo verbalizan?, ¿cómo expresan sus ideas?, ¿cómo se ven dentro de 10, 15 años? Seguramente le provocaría pesadillas.

Estamos hablando del futuro de la ciudad y pese a que cursan preparatoria o incluso universidad, la mayoría exhibe nula vocación a la cultura, a la lectura y menos aún, solidaridad y empatía, pero eso sí, una altísima tolerancia a actos de crueldad, propios y ajenos.

Y por favor recuerde que el deterioro social tarde o temprano nos afecta a todos. Creo que Saltillo avanza y muy rápido por un sendero en el que va a necesitar una purga, limpiar sus entrañas de tanta indolencia ante este iceberg que ya muestra su punta.

¿No valdría la pena empezar a hacer algo al respecto? Qué le parece empezar por reconocer que la frase “me vale madre” es veneno puro.
04 Abril 2019 04:06:00
Electoreros
Primero, dos viejas máximas de la política a la mexicana: las casualidades no existen y la forma es fondo.

Si todo salió como lo tenía planeado, ayer el Gobierno del Estado habría formalizado un contrato con la empresa Grupo Industrial Vida, de Zapopan, Jalisco, por 470 millones de pesos para comprar poco más de un millón 300 mil despensas, más de 650 mil paquetes con artículos de limpieza y otras cosillas que se distribuirán entre los beneficiarios de los programas asistenciales estatales, que curiosamente coinciden con el padrón que tiene el PRI, casi 340 mil coahuilenses.

Y por cierto, como bien documentó el periodista Luis Carlos Plata, Coahuila paga más por lo mismo, digamos 50 millones de pesos de más. En fin.

Y por otro lado tenemos que el representante de la Cuarta Transformación en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, empezó formalmente a distribuir las tarjetas para que los beneficiarios del programa de adultos mayores reciban su dinerito.

El detalle es que el superdelegado subió a sus redes un video donde hace entrega del apoyo a don Salvador Arreola, en la colonia Morelos, aquí en Saltillo, y el aludido porta una camiseta de la pasada campaña priista, con Riquelme en el pecho. Sí, la forma es fondo y no hay casualidades.

Tan simple como que las dos grandes fuerzas antagónicas, el viejo y el nuevo PRI, empiezan a cavar sus trincheras para asegurar la base electoral.

El pretexto, como ha sido siempre, es la distribución de los apoyos sociales entre los más necesitados. Preparémonos pues al espectáculo de la guerra, o más bien, rebatinga política, en la que ambos bandos saben qué se juegan y que en esto, como siempre, saldrá vencedor el que le invierta más dinero.

De arranque pareciera que el viejo PRI, ahora conocido como Morena, tiene ventaja con los dineros federales, pero también sabemos que el nuevo PRI tiene hoy la estructura y que dará la batalla para que no se la arrebaten.

Sí, vienen meses de despensas, botes de pintura, láminas, artículos de limpieza, semillas y media docena más de “apoyos”, y por todos lados, que serán cada vez más visibles conforme se aproximen las elecciones del próximo año, cuando se renovará el Congreso local…. A ver quién gana…
03 Abril 2019 04:06:00
Fantoches
Primero, una gran afirmación: los escenarios que dibujan en sus discursos los funcionarios son, la inmensa mayoría de las veces, distintos a la realidad.

Lo que vivimos y/o sufrimos los ciudadanos de a pie no es un mundo color de rosa, de grandes avances y seguridad plena, tal y como lo sugieren los mandatarios.

Ahora, el detalle simpático: hace unos días, en Huejutla, Hidalgo, Andrés Manuel afirmó que los políticos que andan rodeados de guardaespaldas son prepotentes, y los calificó de corruptos y fantoches.

Es lo simpático, ya que en la Cuarta Transformación son muy rápidos y generosos en el decir, pero muy lentos y más austeros en el hacer.

Y ahora lo verdaderamente preocupante: Mientras que en Coahuila los afectados por robos, violaciones, lesiones y media docena más de delitos deben soportar el tortuguismo de la justicia, nos enteramos que la Fiscalía General del Estado confirmó que con base en su número de efectivos, cuatro de cada 10 agentes sirven de escoltas para funcionarios, exfuncionarios y familiares de servidores públicos.

Al menos 326 policías estatales, 156 de la estructura del Ministerio Público y otros 170 de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado son guaruras.

Cabría preguntar ¿Qué saben en las altas esferas que ocultan a los ciudadanos que se necesitan tantos policías para proteger a unos cuantos? ¿Qué tan inseguro es realmente el estado? Y ¿porqué las autoridades privilegian el protegerse a sí mismas en lugar de a la ciudadanía?

O la situación es mucho más grave de lo que reconocen, o estamos ante un montón de prepotentes y fantoches… como dice el Presidente.
02 Abril 2019 04:06:00
¿Para qué?
Que se preparen los “chairocañones” y que apunten a este humilde espacio de opinión.

Ahí les va: una cosa es abrazar con esperanza que Andrés Manuel logre atender las causas de la pobreza, la injusticia social, la desigualdad y la inseguridad, que tanto daño le han hecho al país; aplaudir el combate frontal a la corrupción de la que hizo gala, hasta el exceso, especialmente la última Administración priista, pero otra cosa, es aceptar como un incondicional que puso su cerebro en pausa, todo lo que dice y hace nuestro Presidente.

Y por favor reconozcan que eso de pedir que España se disculpe con México por las atrocidades, que las hubo, que se cometieron en la Conquista, hace 500 años, pues pone a prueba hasta al más “amlover”.

Dos puntos: Primero, fue un exabrupto que sólo pone en evidencia su nulo conocimiento de los protocolos internacionales, fue un acto hostil, innecesario, como buscar pleito dónde no lo hay y segundo: se entrevistó con el yerno de Trump y cabría preguntar, ¿por qué no aprovechó para exigir que Estados Unidos se disculpara por haberse apropiado de la mitad del territorio mexicano en 1848? o, si por fin entendiera que no tiene ningún sentido el reclamo de agravios históricos; ¿por qué no le manda una carta a Donald Trump donde le pida que se disculpe públicamente por las ofensas e injurias que lanza a diestra y siniestra contra los mexicanos?

Y eso no fue hace siglos, fue ayer, antier… Antes de que abran fuego los “chairocañones”, un comentario: Ya como Presidente, Andrés Manuel ha lanzado al menos un centenar de airadas arengas contra los corruptos, los que saquearon al país. ¿No sería ya tiempo de decir menos y hacer más?

Creo que todos le aplaudiremos si de la retórica de campaña, pasa a la acción de Gobierno.

" Comentar Imprimir
columnistas